Atestiguó la menuditis

Atestiguó la menuditis

noviembre 9, 2020

Escrita por Yomaris Rodrígues, El Vocero

La serie Súbete a mi moto, que transmite Wapa TV, ha evocado la menuditis en fieles fanáticas y hasta se comenta que podría estar gestándose un nuevo Menudo.

“Estoy segurísima que ya hay planes de hacer un nuevo grupo, el público está. No sé cómo será con los efectos de las redes sociales. Hace falta, el nicho está vacío en Puerto Rico”, expresó Helda Ribera-Chevremont, quien como periodista fue parte de la cobertura mediática del quinteto desde sus comienzos.

“Los nenes que están caracterizando a los originales de Menudo están bien emocionados, se les ha despertado la vena artísticas. No sé si con esos nenes formarán el grupo, pero estoy segura que ese movimiento va a surgir. Pero sin Edgardo (Díaz, fundador de la banda), que estoy segura no se envolvería”, estimó.

El quinteto comenzó en 1977 con dos sets de hermanos: Ricky, Oscar y Carlos Meléndez, familiares de Díaz; y Fernando y Nefty Sallaberry.

“Edgardo (Díaz) prepara este grupo y empieza a llevarlo a las plazas públicas. Los nenes tenían mucho carisma y proyectaban bien. Él los presentaba con un equipo de música que costó $1,500, que él manejaba. Para comprar ese equipo le hizo un trabajo de musicalización al grupo La Rondallita (de Venezuela)”, explicó Ribera-Chevremont.

Durante los primeros años, recuerda que las oportunidades de trabajo eran mínimas.

“Edgardo se las ingeniaba para que esas caras se hicieran familiares entre el público. Como no eran tan conocidos, el exponerlos en las plazas púbicas y a firmar allí autógrafos les dio impulso. En esos comienzos los nenes cobraban $75 a la semana para sus gustos y Edgardo se encargaba de lo demás”, indicó además la periodista a EL VOCERO.

De ahí al despunte y la fama, transcurrió poco tiempo.

“Todo fue tan rápido, empezaron a tener muchos compromisos, a viajar, vino la compra del avión. La popularidad fue creciendo con inmediatez”, recalcó.

Para ese entonces, Ribera-Chevremont trabajaba en la Revista Vea.

“Lo cubríamos todo, las giras por los pueblos, Menudo era el pan nuestro de cada día. Los nenes se hicieron tan populares y se iban convirtiendo en fenómenos que había que darles seguimiento. Mi primer viaje con ellos fue para Nueva York, como en 1983; después fui a México. No íbamos en el avión de ellos, pero les hicimos un reportaje adentro”, dijo.

Respecto a si desde que la banda salió al ruedo artístico -como parte de la cobertura- había conciencia del fenómeno en que se convertiría, expresó “Menudo era consistente en esa época, pero de que se iba convertir en un fenómeno mundial, nadie se lo imaginaba”.

Aunque era doloroso para las fanáticas el cambio de integrantes, también resultaba en un atractivo.

“El que entrara un Menudo nuevo, un nene lindo y simpático, rápidamente enganchaba la popularidad. Para nosotros en la revista era bien interesante porque la preparación de los integrantes nuevos se mantenía en secreto y el reto era conectarte para saber quién era y presentarlo en la portada”, reveló.

En esas búsquedas y con la ayuda de sus fuentes, dieron con la ubicación de Ray Reyes.

“Recuerdo que estaban ensayando en un apartamento de un residencial. Fuimos, tocamos la puerta y cuando abrieron se sorprendieron que estuviésemos allí. Estaba solamente Ray Reyes con alguien entrenando los pasos. La portada decía: Este es el nuevo Menudo”, comentó.

Luego de ese día, comenzaron a realizar entrevistas en los hogares de los chicos.

“Era bien interesante hacerle los reportajes en las casas, era una familiaridad. Fui a casa de Ray, René (Farrait), Xavier (Serbiá), Robi (Draco Rosa), Miguel (Cancel). A Ricky Martin le hice el primer reportaje, era flaquito y chiquito, estaba con Joselo en uno de los primeros ensayos”, rememoró.

De otra parte, la comunicadora tiene altas expectativas con la serie, filmada en México y Puerto Rico.

“Alguien en las redes comentó que no le había gustado y escuché que René dijo que habían muchos datos que no se asemejaban a la realidad. Mis expectativas son altas, porque otra vez se habla de la menuditis. Deben estar los padres explicándole a sus hijos de esta generación, qué es esto, porque fue un fenómeno”, puntualizó.

Por otro lado, Helda destacó una entrevista a Díaz, en la cual habló de las ganancias económicas.

“En 1997 Edgardo nos confirmó que llegó a ser millonario. Él calculaba en unos $500 millones las ganancias, entre ventas de discos, artículos promocionales, espectáculos, comerciales, programas, películas, novelas. Ese dinero existió”, expuso.

En cuanto a las denuncias de maltrato y acoso en la agrupación, la veterana periodista indicó “todo eso lo cubrimos, es tanta la información que fluía, los escándalos. Algunos integrantes dijeron que eso no pasaba y otros decían que sí. Yo no sé”.

Para más información: https://www.elvocero.com/escenario/atestigu-la-menuditis/article_01f7bc6a-1d53-11eb-aa1c-0bb4b00610c3.html